SECRETOS MILENARIOS DE LAS JAPONESAS

La cultura oriental, en específico las mujeres en Japón, se caracterizan por tener hábitos de belleza heredados desde hace muchas generaciones, practicarlo en la actualidad continúa brindando los mismos resultados que hace mil años, nosotros te compartimos algunos.

Existe una diferencia fundamental entre el concepto de belleza oriental y el occidental. Mientras que en oriente se pretende mejorar la calidad del cuerpo en sí mismo, en occidente se mide cuál es su estado y se actúa contra las situaciones concretas que no atacan el problema de origen (arrugas, flacidez, celulitis, etc.). Por ello, en países como Japón, se busca llegar a la belleza mediante una piel “sana” que es a su vez el reflejo de una buena salud.

ALIMENTACIÓN:

La buena alimentación es parte fundamental para tener una piel sana y buena salud. La dieta usual de los japoneses consiste en una gran cantidad de té verde, vegetales, pescados y mariscos, así como un bajo consumo de carbohidratos, por lo que sus niveles de obesidad y enfermedades coronarias se encuentran entre los más bajos del mundo.

LA LIMPIEZA DEL ROSTRO Y LA PIEL:


Para las japonesas en particular la limpieza del rostro es fundamental para la salud de su cutis, la mayoría de ellas usan agentes limpiadores y tónicos, este último en particular lo consideran uno de los cosméticos imprescindibles para limpiar y equilibrar el cutis; sin embargo, los tónicos que usan no contienen alcohol.  De hecho muchas japonesas utilizan agua de arroz como tónico, ya que ésta tiene propiedades astringentes ideales para controlar la grasa, además de hidratar y humectar la piel.

PROTEGERSE DEL SOL:


Una de las características más importantes del ideal de belleza japonés es una piel blanca y sin manchas. Por esta razón usan protectores solares cuando están en la sombra, también utilizan sombrillas para protegerse del sol; es habitual en cualquier estación del año, incluso aunque no se esté en la playa.

EISHODO:


Es un masaje facial japonés que surgió con la realeza oriental en 1472 y simboliza el “camino a la fuente de la eterna juventud” que utiliza la digitopresión en puntos clave de energía para activar los nervios y la musculatura subcutánea, mejorando el flujo sanguíneo en la cara.

ACEITE DE CAMELIA:

Las geishas utilizan el aceite de camelia para retirarse el maquillaje del rostro y limpiar su piel de impurezas. El aceite es alto en ácidos grasos que se absorben rápidamente y que son fácilmente tolerados, mismos que soportan la barrera de la piel y promueven la síntesis del colágeno. Los beneficios de este aceite han sido ya reconocidos en occidente, de manera tal que se ha incluido como ingrediente esencial en muchos productos comerciales de belleza.

Este aceite también es aplicado en el cabello húmedo como acondicionador para prevenir la resequedad y las puntas abiertas.
En general, podemos decir que mantener una alimentación adecuada y una buena hidratación y descanso harán una diferencia que se refleja en la piel.
¿Conoces otros tips de la cultura japonesa acerca de la belleza?

Cuéntanos más en la parte de comentarios.

Leave a comment