CARBOHIDRATOS, PROTEÍNAS O GRASAS: ¿QUÉ DEBEMOS CONSUMIR MÁS?

Resulta difícil saber qué es lo que debemos hacer cuando contamos con mucha información.

En algunos casos se recomiendan dietas altas en grasa y bajas en carbohidratos, mientras que en otros el carbohidrato predomina y el consumo de grasa debe ser bajo. Y qué se dice acerca de las proteínas, ¿son buenas o malas? ¿Es mejor ser vegano o llevar una dieta paleolítica? ¿Cuánto hay que comer? Si analizamos a profundidad esto con un gran número de artículos científicos, los resultados serán muy variados.

Cada estudio establece ciertos patrones, por ejemplo, eliminar carbohidratos simples como las harinas blancas y consumir grasas saludables como el aceite de oliva o el aguacate, aporta cambios significativos en el cuerpo. Existen otros estudios que promueven eliminar grasas saturadas y grasas trans (crema, grasas animales y aceites muy procesados) para consumir carbohidratos de bajo índice glucémico logrando resultados muy favorecedores para la salud.

Así, podríamos continuar enumerando muchos patrones que se sugieren en las dietas. Sin embargo, en mi experiencia, lo más recomendable es llevar una dieta que incluya una cantidad adecuada de carbohidratos de bajo índice glucémico (tortillas de maíz, pan integral) con ingredientes de buena calidad que podemos encontrar en galletas integrales, palomitas de maíz sin grasa, avena sin procesar, junto con un consumo limitado de grasas buenas como aguacate, aceite de oliva, semillas (nueces, pistaches, almendras); además de la proteína magra (pollo, carne, pescado, huevos y quesos desgrasados) que no puede faltar en cada comida en porciones adecuadas semejante a nuestra palma de la mano (sin los dedos).

¡De esta manera tendremos mejores hábitos alimenticios que nos ayudarán a sentirnos y vernos muy bien!


Por Jacquie Schlam  
Nutrióloga